jueves, 24 de enero de 2013

QUERIDO PAPÁ...

 Juan José Romero M-E.
.
.
 .
 . 
QUERIDO PAPÁ....
.

De Julio, un deslumbrante y claro día
que el sol brillaba fuerte en lo más alto,
el inmenso calor licuó el asfalto
y en él quedó cautiva mi alegría.
.
Una noticia por mí no esperada,
su zarpa me clavó en lo más profundo,
hizo que sobre mí cayera el mundo
y dejó mi alma triste, desolada.
.
-Ha tenido tu padre un accidente
y en coma se encuentra hospitalizado,
a tu madre, un milagro la ha salvado
según comunicado de un agente-
.

Queriendo estar en mí, pues no lo estaba,
temblando de los pies a la cabeza,
me puse en carretera con presteza,
con fuego en mi interior que me quemaba.
.
Muy veloz transcurría el lento tiempo,
aquel que en ocasiones no pasara,
hizo que la distancia se alargara
para aumentar mi enorme sufrimiento.
.
Ya, junto a ti, junto a tu triste lecho,
tras de tomar tu mano y de besarla,
después de suavemente acariciarla
mil “te quiero” salieron de mi pecho.
.

Cuántos “te quiero” ¡cáspita! callamos
para decirlos un poco más tarde,
mas la vida es un seco leño que arde;
se extingue cuando menos lo esperamos.
.
Te fuiste cuando yo aún tenía
alta necesidad de tu consejo,
hoy, queriendo traspasar mi propio espejo,
trato de recordar cuanto decías.
.

Sé que mi pensamiento es cristalino,
no me ahoga ni me mata la tristeza,
sé del fondo de mi alma, con certeza,
me estarás esperándo en el camino.
.
Juan Joé Romero M-E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada